Lo que sentimos y no siempre decimos

Hoy solo escribiré a modo de desahogo, mientras una de mis nenas busca esmeradamente quitarme el portátil y la otra duerme plácidamente.

En este momento como pocos son las 6 de la tarde y estoy recostada en la cama, he estado todo el día así, ya que extrañamente me intoxiqué con algo y estuve muy mal del estomago durante la noche, a lo largo del día e estado mucho mejor e incluso pude comer. guardando reposo dentro de lo que se puede hacer con dos bebes de 7 meses.

Cuando tengo momentitos libres, leo bastantes blog, articulos y demases; Cosas relacionadas con TODO, sexualidad, amistades, comida, bebes, salud, cómics, etc. cualquier cosa que aparece en la pantalla de mi cel a través de twitter y/o facebook y me parece interesante de leer o ver, le doy click.

Y entre todas esas cosas hoy me encontré con un post en twitter acerca de algunos sentimientos que tenemos las madres y no siempre expresamos.

Por eso hoy estoy aquí. a modo de desahogo y para decir que si, soy una mas de todas las madres a modo mundial que han tenido ganas de salir corriendo, tirarse por un puente, esconder la cabeza en la tierra, gritar hasta quedar sin voz y llorar hasta dormimos sin energía alguna y despertar cuando se nos de la real gana. ademas de querer revivir la escena de Homero Simpson estrangulando a Bart, y claro también soy de las mamas que luego de que se le pasan todas esas imágenes y berrinches por la cabeza solo llora un poco y se siente culpable de sentir tales aberraciones.

No sé si es NORMAL, pero creo que hoy en día (si es que no viene desde que se creó el mundo) la sobrecarga que la mujer tiene al ser madre es poco entendida y se vuelve COMÚN en nuestro mundo tener este tipo de “reacciones” (nadie que ame a sus hijos haría tal cosa, solo lo piensa. y la que lo hizo es porque realmente no se dió cuenta que tenía un problema psicológico y en vez de contar una anécdota tendrá un remordimiento en su cabeza para toda la maldita vida, por no pedir ayuda) ya que somos nosotras las únicas que estamos realmente 24/7 con estos pequeños seres y las únicas que tratamos de entender que cresta quieren decirnos con sus balbuceos y llantos somos nosotras por que nadie mas podrá saciar sus necesidades de la forma que una madre puede hacerlo durante sus primeros años de vida (y/o meses).

Entonces, luego de haber querido saltar al vació y no hacerlo, solo rompo a llorar (me ha pasado 2 o 3 veces) le rezo a todos los seres y a la madre tierra y a cuanto santo o ser superior pueda ayudarme a tener un poco mas de paciencia para lograr transmitirles tranquilidad y no toda mi ansiedad, y es ahí cuando las dos levantan sus cabecitas y me miran con ojos de pena y de querer saber que me pasa. ahí se va todo al carajo, se me pasa la angustia y solo parto a abrazarlas con todo el amor del mundo y les digo que las amo pero que aveces realmente no se que hacer.

Así es, así es la vida, así somos las madres, primerizas, expertas, viejas, jóvenes, las que sean… todas alguna vez hemos querido que nuestros bebes vengan con un manual y un botón de silenciar y dormir, todas hemos querido que ese ser lleno de energía y felicidad traiga consigo tolerancia de sobra y horas extras de sueño,  porque aunque la naturaleza es muy sabia se le olvido darnos paciencia y descanso.

Termino el post con mis dos pequeñas balbuceando agarrandose entre ellas y metiendose todo a la boca…

Les dejo el link de esta mama de gemelas que me llevo a decir “siii es verdad yo también siento eso y necesito escribirlo”

LA NEW

10 Lecciones De Vida Para Sobresalir En Tus 30 | Upsocl

De un momento a otro los muros -y las charlas- de tu circulo cercano ya no son de fiestas ni resacas, si no que de familia, matrimonios, hijos, mamaderas y un sin fin de cosas que antes parecían lejanas y absurdas y hoy pasan a ser el timón de nuestra vida.

Así es como uno crece y estos 10 consejos son un resumen de lo que a los 30 años deberíamos hacer.

Por lo menos a mi parecer son algo bastante acertado. Y que por motivos maravillosos de mi karma y destino e estado llevando a cabo; Lo que dice que a mis casi 29 años voy bien encaminada.

Un resumen entre primas

Se fue el fin de semana.

Figuro acostada (con el computador sobre mis piernas), cara lavada y encremada, dientes limpios, bebes bañadas, tomadas de papa y durmiendo.

Fernando en el baño afeitándose y cortándose el pelo.

Así termina mi domingo.

Estoy agotada, pero como en un gran STOP, me cuesta hasta escribir en este momento, no fluye todo como debería.

Hoy fue uno de esos días de arreglar el mundo. Me visitaron mis primas (dos mamas hermosas) regalonearon a mis hijas y luego nos sentamos en la terraza a conversar un jugo.

Luego de una larga charla puedo decir que tenemos un concepto de familia muy marcado y por el cual queremos luchar lo que mas se pueda, que adoramos ser madres y buscaremos la felicidad de nuestros hijos por sobre todo, incluso la nuestra (lo que también sabemos no es lo mas correcto, ya que ellos serán felices si nosotros los somos, pero estamos aprendiendo de eso)

Que estos momentos de “libertad” que tenemos sin los hijos son valiosos y muy necesarios para nuestras almas.

Que llevamos 30 años -unas mas y otras menos- compartiendo la vida, sus alegrías y penas, sus triunfos y derrotas y que ser primas y amigas nos a marcado una gran diferencia en el desarrollo de nuestro camino.

Pero por sobre todo y lo mas importante que hoy a esta edad ya tenemos claro lo que no queremos en nuestras vidas y que pase lo que pase lucharemos por cumplir cada meta que nos propongamos, mas hoy que ya no avanzamos solas, si no que lo hacemos con ellos, nuestros pedacitos de alma, con los que vamos compartiendo nuestro andar y para quienes somos el mayor ejemplo de vida y desarrollo.

La llegada de un hijo, en mi caso dos

Bueno como les conté soy mama de 2 gemelas, recién incursiono en el mundo de la maternidad y toooodas sus aristas, soy primeriza, pero muy nerd y me he leído cuanta cosa habida y por haber hay con respecto a los bebes.

Sin embargo las cosas que mas me han servido son los recuerdos que tengo de mi niñez y como me crió y educaron mis padres en especial mi madre y mi fiel instinto maternal digna de un mamífero.

Bueno en un principio cuando recién me entere del embarazo debo admitir que se me derrumbo el mundo, no es que nunca haya querido estar en esta situación, solo que no lo había pensado de esta manera y como me gusta tener un poco planificada las opciones de mi vida, ésta aún no estaba en la baraja que tenia en ese momento para vivir.

Fue un shock mas o menos, cambió todo mi mundo hasta me volví a Valdivia a la casa de mi mamá, entregue dpto deje mis cosas etc,

Súper difícil volver a la casa de los papas y sobre todo depender de ella completamente (mi mamá en mi caso)

Ahh! es que no les conté un detalle, yo trabajaba como modelo, anfitriona y todo eso y resulta que con guata eso es imposible, así que mi ingreso se fue a las pailas. (si, pésimamente organizado de mi parte)

Mi ánimo fue un completo desastre y quien recibió todo eso fueron los mas cercanos, mi mama y mi pololo (Feña) y aun que algunos te advierten del cambio hormonal y la irritabilidad y blablablaa no hay ningún remedio que haga que eso no pase y que las discusiones no sucedan,

Es horrible.

Me lo llore todo en esos meses, al principio las razones eran hasta por que había polvo, luego los dolores, el miedo a lo que venia, la frustración por dejar todo atrás, etc

Luego mi embarazo se complicó y a las 14 semanas mas o menos o por ahí me dicen que es un embarazo gemelar y muuuy complicado. ¡un balde de agua fría! sentí un miedo horrible y me hicieron pensar lo peor.

Es que algunos médicos tienen cero tino para decirte las cosas y te dan todo sin que te hagas esperanza alguna.

Mi embarazo era monocorial biamniotico, al principio en el primer diagnostico me dijeron que era monocorial monoamniotico y que poco mas ni pensara en que saldríamos bien de esto. Pasaron varias semanas en que lo único que hacia era llorar y estar en cama para que las bebes no se enreden entre ellas por estar compartiendo el mismo espacio y rezando para que sucediera el gran milagro y apareciera una membrana por ahí y mis bebes estuviesen bien.

Resulto que un 19 de febrero me confirman esta gran noticia, de que si había membrana y si bien era un embarazo complicado no lo era tanto como el diagnostico anterior. Y bueno así fueron pasando las semanas y tratan de estar los mas tranquila posible y feliz, que en esa situación era muy difícil. por que no podía evitar pensar lo peor. y faltaban tantas semanas!! y mi animo estaba por el suelo y todo lo odiaba.

Llegue a la semana 24 y me aplicaron corticoides para hacer maduración pulmonar y me aceptaron trasladarme a stgo (para poder vivir con Feña) así que viajamos con todo y aquí me quedé. Y cada día que pasaba era un día mas que ganábamos para que las bebes ganaran peso.

Llegaron las 28 semanas y ya el peligro era menor, podían nacer en cualquier momento pero siempre esperando que crezcan y no se compliquen las cosas, finalmente logramos estirar el proceso y a las 32 semanas me volvieron a inyectar corticoides y a las 34+2 semanas me hicieron cesárea porque ya el crecimiento de las bebes se había estancado, lo que era peligroso.

Nervios de ese día? muchos! fue lo mas extraño, llore de nervios y trataba de tener mi respiración y cuerpo en completa relajación para no transmitirles ningún stress a mis hijas. Gracias a Dios salió todo perfecto y no morí en el intento.

Recuerdo que leí y escuche varias veces que casi veían elefantes rosados volando por la anestesia. la verdad yo no sentí ninguno de esos efectos, solo lo normal que es no sentir dolor. por que los tirones los sentí igual y a ratos también sentía pequeños picores, es una sensación muy extraña.

Medité mucho ese día, estuve todo el tiempo en un estado “zen” para que nada alterara mi paz. tampoco tuve contracciones por que los doctores querían que el parto por ser delicado fuera lo menos traumático para las bebes.

algo anexo para mi  fue no poder ver todo lo que están haciendo detrás de ese genero verde, soy muy curiosa.

Hasta que me acercaron a dos pequeñas para darles besitos, una dormía mientras que la otra miraba con cara de asombro. obvio que no veía todo claro, pero por lo menos tenía la intención de saber que estaba pasando.

Desde ese día me di cuenta que mi forma de ver el mundo cambió y sobre todo mi forma de ver a mi mamá mi mayor ídolo en el mundo mundial

Es impresionante la emoción que una mujer puede sentir.

digannos lloronas, locas, cuaticas, como quieran pero es heavy sentir ese algo especial y ver que gracias a ti hay dos personitas completamente dependientes de tu cuidado y amor. yo aun no creo que ellas dos salieron de mi vientre. las miro y me asombro e incluso vuelvo a llorar.

y uds? como vivieron su embarazo y el parto?

les dejo una foto de aquel momento tan lindo!

1